GELES LAVADO FACIAL

Delicados geles faciales agradables para la piel, desarrollados y basados en el conocimiento de viejos libros de hierbas.

Extracto de salvia alivia la piel sensible propensa a la irritación. La salvia es conocida por sus por sus cualidades antimicrobianas y calmantes astringentes.

El extracto de hoja de té verde neutraliza toxinas y estimula la regeneración de la piel, Previene la degeneración de células y membranas mediante la neutralización de propagación de libres radicales.

Las hojas frescas del extracto de aloe vera hidratan y tonifican la piel, y el d-pantenol con alantoína refuerzan su eficacia. El extracto tiene un efecto calmante en las heridas pequeñas y superficiales y gritas de la piel.

Gel lavado facial suvave ALOE VERA

Limpia suavemente y elimina impurezas, no afecta a la barrera de protección natural de la piel. No contiene jabón. Enriquecido con proteínas de extracto de aloe vera hidratante, pantenol y el trigo no se seca incluso las capas profundas de la piel. La Alantoína y el aloe calman las irritaciones y aceleran la regeneración de la piel. El gel deja una sensación de limpieza, comodidad y frescura.

Modo de empleo: extender una pequeña cantidad de gel en la cara y el cuello mojado, masajear suavemente y luego enjuague con agua tibia.

Gel lavado facial suvave SALVIA

Limpia suavemente y elimina impurezas, no afecta a la barrera de protección natural de la piel. No contiene jabón. No afecta a la barrera protectora natural ni se seca la piel. Enriquecido con extracto de salvia, alantoína y pantenol. El gel deja una sensación de limpieza, comodidad y frescura.

Modo de empleo: extender una pequeña cantidad de gel en la cara y el cuello mojado, masajear suavemente y luego enjuague con agua tibia.

Gel lavado facial suva TÉ VERDE

Limpia suavemente y elimina impurezas, no afecta a la barrera de protección natural de la piel. No contiene jabón. No afecta a la barrera protectora natural ni se seca la piel. Enriquecido con extracto de té verde, alantoína y pantenol alivia irritaciones, inflamaciones, regenera la piel dañada y conserva la piel más joven. El gel deja una sensación de limpieza, comodidad y frescura.

Modo de empleo: extender una pequeña cantidad de gel en la cara y el cuello mojado, masajear suavemente y luego enjuague con agua tibia.